Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

22 de julio de 2017

Cierre de la convocatoria literaria correspondiente al día 20/07/2017 "MI MIEDO Y YO"


Me corresponde cerrar, en sábado como es preceptivo, la semana literaria que nos ha sumergido en el inquietante mundo de nuestros miedos. Quiero, como en todas las ocasiones en las que he tenido el honor y el placer de coordinar el jueves literario, agradecer vuestra colaboración en que, una vez más, nos hayamos encontrado en torno a las letras.

Hemos surcado el intrincado mar de nuestros miedos desde muy diversos puntos de vista. Hemos leido sobre el miedo a nosotros mismos y a nuestras reacciones, miedo a objetos inanimados como un ascensor averiado, testigo mudo de nuestro sufrimiento, miedo a volar, miedo a enamorarnos, miedo a no ser capaces de librarnos de nuestras cárceles interiores, miedo al dolor físico, miedo a estar perdido y desorientado, miedo ante la enfermedad de nuestros seres queridos, miedo al deterioro cognitivo, miedo a las cucarachas o salamanquesas, nos hemos puesto en el lugar de los monstruos y su miedo a los humanos, miedo ante un peligro soñado que nos paraliza y amenaza con quitarnos la vida, hemos contemplado la escritura o la conversación con nuestros miedos como terapia para vencerlos, incluso nos hemos incorporado voluntariamente al escenario de nuestros miedos soñados, para combatirlos y tener poder sobre ellos.

Daros las gracias por una más que apreciable concurrencia que ha hecho injustificado el que tuviera miedo personal a una participación escasa dada la época estival en la que nos encontramos.

Paso el relevo a nuestra amiga María José Moreno,

20 de julio de 2017

Este jueves un relato: MI MIEDO Y YO.

Si retorno por los senderos de la memoria hacia mi pasado más remoto, a mis años infantiles, vuelvo a rememorar con nitidez personajes que ahora, desde mi condición de adulto, casi viejo, se me antojan grotescos, burdos, personajes de opereta o de sainete cómico, que aterrorizaron mis dias y mis sueños nocturnos. El hombre del saco, las brujas, el sacamantecas, apariciones fantasmales, sombras inquietantes, elementos todos ellos, fruto de la mente calenturienta de unos adultos, con ideas kafkianas sobre educación, responsables directos de muchos traumas infantiles.

Afortunadamente, Mis miedos actuales en su mayoría, son miedos domésticos, de andar por casa, sin mordiente, nulos en su capacidad de aterrorizar, casi entrañables, incapaces de alterar mi estado de ánimo, provocando, en el peor de los casos, una ligera inquietud.

Digo en su mayoría, porque como humano que soy, no puedo sustraerme al influjo de esa emoción, el miedo, que está presente en mayor o menor medida en todos nosotros.

Dos son, fundamentalmente, los miedos que me inquietan sobremanera. Son miedos que conciernen al mañana. Por un lado, miedo a que la vida, sus circunstancias y mi incapacidad de sobreponerme a ellas, minimicen o anulen mi capacidad de amar, miedo a que se vaya endureciendo, formando costra, ese rinconcito de mi alma donde tienen cabida sentimientos como la solidaridad con mis semejantes, mi rebelión contra las injusticias, mi deseo de ayudar siempre, de ser útil. Miedo a dejar de ser, en esencia, un hombre bueno.

Mi otro miedo, no menor pues me aterra, es la posibilidad de perder la capacidad cognitiva, la capacidad reflexiva, que la acción del tiempo acabe difuminando mi memoria hasta el punto de convertir, por ejemplo, a mis hijos en mis padres o en unos perfectos desconocidos. No me da miedo el deterioro físico, pero sí me da miedo, mucho miedo, perder el mayor de los dones que nos ha concedido la madre Naturaleza, el don de pensar, de razonar, de recordar, de comunicarnos.

Relación de participantes convocatoria día 20/07/2017





Van llegando los primeros participantes en este jueves literario en el que escribimos sobre nuestros miedos. Iré dejando constancia de su participación en riguroso orden de llegada.
Insistir nuevamente en que, si alguno de vosotros observais la participación de un compañero que no me lo haya comunicado, os ruego me lo hagais saber para enlazarlo igualmente. De momento, son los siguientes:

01.- Fabián Madrid
02.- Inma Blanco
03.- Piksi
04.- Campirela
05.- Ame
06.- Yessy Kan
07.- Montserrat Sala
08.- Mar
09.- Carmen Andujar
10.- Pepe (mismamente, yo)
11.- Tracy
12.- San
13.- Dafne Sinedie
14.- Rosa Desastre
15.- Charo
16.- Neogéminis
17.- Roxana
18.- Noa 
19.- El Demiurgo de Hurlingham

16 de julio de 2017

Este jueves un relato: MI MIEDO Y YO


Esta semana os convoco a escribir sobre una emoción que a todos nos invade en algún momento de nuestra vida, una emoción que constituye un mecanismo de defensa, que nos pone en alerta.

Unas veces esa alerta está justificada porque nos prepara para huir u ocultarnos de un peligro real, otras no deja de ser un reflejo de nuestras debilidades, de nuestras inseguridades. Estoy refiriéndome al MIEDO, a los miedos que todos padecemos ante multitud de situaciones distintas.

No quiero exponer para vosotros un catálogo de miedos porque es tan amplio y extenso como amplias y extensas son las situaciones a las que se enfrenta el ser humano susceptibles de ser fuente de miedos. Eso lo dejo a vuestra imaginación, a vuestras experiencias vitales, a vuestra habilidad para dibujar esas situaciones y darles forma de relato.

Os espero en mi rincón desde el jueves a las cero horas y hasta el viernes a las doce de la noche.  Las normas a las que todos debemos atenernos, vosotros como participantes y yo como conductor, están reflejadas en Recomendaciones para participantes en los jueves literarios.